Inicio > Fotomentales > Televisión basura

Televisión basura

Soy de la generación que se crió junto a una televisión color, vi nacer el cable, no tengo nada contra la famosa "caja boba". Una vez un film oriental me detuvo en una reflexión "Porqué dejar pasar imágenes, cuando las puedo generar". Entonces entendí que el exceso de televisión genera inercia intelectual. La famosa aguja hipodérmica

Soy de la generación que se crió junto a un televisor color (1983), pero que también supimos cabalgar en cebras monocromáticas raza Grundig. La de los primeros dibujos animados orquestados, en donde la pureza del dibujo se traducía en fábulas. Crecí en libre democracia, ergo tv libre de mensajes políticos (al menos de propagandas directa). Vi nacer el Cable, la famosa fibra óptica (el ancho y negro cable coaxil) que nos encerró en la popular Caja Boba. Mi circo de pulgas creció de 14 a 21, de 21 a 29 y de 29 en adelante. Mi hipotálamo estuvo conectado a una "Matrix" de programaciones de consumo. Sin guerras, pero con la aguja hipodérmica en mi bulbo encefaloraquideo absorviendo entretenimiento de una grilla de programación. No fue la suerte la que me desconectó, ya un film oriental me demoró en la reflexión de evitar estas imágenes procedentes de un tubo, era el momento de generarlas por mi cuenta. Llegada mi adolescencia descubrí que el exceso de televisión no había causado Brain Damage (dato no oficial), desde entonces detuve aquella inercia intelectual para bienaventurarme en el mundo de la música, la abstracción y la hoja en blanco. Mi cabeza entonces, dejó de ser una sartén derritiendo interminables formas de crear. La caja boba, entonces, sólo tuvo lugar para el cine y algunas series (la caja me daba el poder para ver lo que mi corta edad no pudo absorver). Finalmente entendí que la respuesta estaba en salir a cazar lo que uno quiere comer y no esperar a que se lo sirvan en el medio.

Anuncios
Categorías:Fotomentales
  1. coronelasal
    mayo 1, 2009 en 12:08 am

    Uf, cuántas cosas se me vienen a la cabeza (porque en los coments te das cuenta másomenos lo que escucha la gente cuando vos hablás, que pocas veces es lo que querés realzar).
    La tv política en mi vida fue determinante, recuerdo (sí, lo recuerdo, pero hay testigos) pararme frente al tele cuando tenía dos años e imitar a Alfonsín cuando levantaba las manos saludando al pueblo. Incluso recuerdo, y esto no es un romanticismo posterior que le agrego como un efecto especial a mi anécdota, sentirme totalmente atraída por la imagen del balcón, las manos unidas, la gente gritando (87 señores, qué año).
    Pero hace años que he acabado mis tareas imitativas frente a la tele basura, pero se entiende, después miraba la Ola verde y cosas de esas…

  2. mayo 6, 2009 en 10:09 pm

    Jaja, me encanta cuando el texto y la imagen se complementan tan bien.
    Y ojalá todos los de tu generación podamos llegar a semejante conclusión y aplicarla, parece que esa será la única forma que tendremos para sobrevivir.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: